Aspectos Metodológicos


1. Tipo de estudio

Los resultados que se presentan a continuación corresponden a la fase cuantitativa del proyecto de investigación FONDECYT Nº 1061250, titulado “Solidaridad: discursos y prácticas”. Se trató de un estudio realizado con metodología mixta cualitativa y cuantitativa, efectuado entre marzo de 2006 y marzo de 2008. Uno de los objetivos generales que persiguió el proyecto fue conseguir una descripción y comparación de las diversas construcciones que se hacen respecto de la solidaridad y su relación con las prácticas de solidaridad entre chilenas y chilenos, jóvenes y adultos, de distintos niveles socioeconómicos, de la ciudad de Santiago de Chile.

La fase cuantitativa del estudio consistió en la aplicación de un cuestionario estructurado, elaborado a partir de los principales resultados obtenidos en la fase cualitativa.

Dos modalidades de aplicación del cuestionario fueron contempladas. En el caso de los jóvenes se utilizó una modalidad de autoaplicación masiva a cursos de establecimientos educacionales previamente seleccionados, bajo la supervisión de un examinador. Este último era el encargado de dar las instrucciones generales para contestar el instrumento y de responder las dudas que surgieran durante su aplicación. En el caso de los adultos, la modalidad de aplicación utilizada fue la encuesta cara a cara, lo cual supuso la participación de encuestadores a cargo de formular las preguntas y de registrar las respuestas de los encuestados.

2. Universo del estudio

Se consideró como universo de estudio a jóvenes y adultos, de ambos sexos y de distintos grupos socioeconómicos, que habitaran de manera permanente en las comunas del Gran Santiago.

La categoría jóvenes se definió como alumnos de tercer y cuarto año de enseñanza media, cuyas edades fluctuaran entre los 15 y los 19 años. La categoría adultos se definió como la de padres de jóvenes entre las edades anteriormente señaladas, cuyas edades, por lo tanto, fluctuaran entre los 35 y los 54 años, aproximadamente. Por su parte, la variable grupo socioeconómico se definió a partir de la recodificación de la variable nivel socioeconómico del hogar del encuestado. La medición del nivel socioeconómico se realizó a través del cruce de dos variables: nivel educacional del jefe de hogar y tenencia de un conjunto de diez bienes.[1] Para llevar a cabo la recodificación y generar la variable grupo socioeconómico con tres categorías, se utilizó el siguiente criterio: el nivel socioeconómico ABC1 se consideró como grupo socioeconómico alto, los niveles socioeconómicos C2 y C3 se consideraron como grupo socioeconómico medio, y los niveles socioeconómicos D y E se consideraron como grupo socioeconómico bajo.

3. Diseño muestral

Se utilizó un muestreo no probabilístico por cuotas. Para la construcción de las cuotas de la muestra se usaron tres variables: género (hombre y mujer), grupo etáreo (joven y adulto) y grupo socioeconómico (alto, medio y bajo). Para efectos prácticos, la selección de los casos entre jóvenes y adultos se consideró como dos muestras independientes, para posteriormente ponderar ambos estratos a fin de devolver a la muestra el peso diferencial que tienen en la población.

En el siguiente cuadro se presenta la distribución del universo de estudio a nivel poblacional y el porcentaje que representa cada una de las cuotas establecidas.

cuadro1

Para llevar a cabo la selección de los casos a encuestar, dentro de cada cuota se establecieron criterios adicionales que permitieron su focalización. En el caso de la selección de la muestra de jóvenes se utilizó como criterio la clasificación de los establecimientos educacionales que elabora el Ministerio de Educación. Es necesario especificar que esta clasificación contempla cinco grupos: bajo, medio-bajo, medio, medio-alto y alto. Para efectos de esta investigación se consideraron como establecimientos educacionales de nivel socioeconómico bajo los correspondientes a las categorías bajo y medio-bajo, como establecimientos educacionales de nivel socioeconómico medio los correspondientes exclusivamente a la categoría medio, y como establecimientos educacionales de nivel socioeconómico alto los correspondientes a las categorías medio-alto y alto. En el caso de la selección de la muestra de adultos se utilizó como criterio previo la clasificación socioeconómica de la comuna en la cual habita el encuestado.

4. Tamaño de la muestra

La muestra total está conformada por 609 casos, los que se distribuyen entre jóvenes (n=400) y adultos (n=209). El mayor tamaño de la muestra de jóvenes se debe a las mayores facilidades para contactar a estudiantes de tercer y cuarto año de enseñanza media y a la posibilidad de aplicar el instrumento en forma masiva a este segmento de la población. En los cuadros 2 y 3 se presenta la distribución de la muestra de jóvenes (n=400) y adultos (n=209) en las cuotas elaboradas.

cuadro2y3

En el siguiente cuadro se presentan los porcentajes que representa cada cuota respecto del total de la muestra (n=609).

cuadro4

5. Ponderación de la muestra

Debido a que los grupos etáreos se encuentran desigualmente representados en la muestra, fue necesario ponderarlos de manera tal de devolverles el peso respectivo que tienen en la población objeto de estudio. La ponderación se justifica ya que el análisis estadístico de los datos de ambas muestras se realizó en forma conjunta.

Los factores de expansión de la muestra se obtienen para cada una de las doce cuotas a partir de la división entre el porcentaje que cada cuota representa en los datos poblacionales (Cuadro 1) y el porcentaje que esa misma cuota representa en la muestra efectiva (Cuadro 4). Así, por ejemplo, en el caso de la cuota correspondiente a hombres, jóvenes, del grupo socioeconómico alto, el factor de expansión se obtiene del siguiente cálculo: 1,31/3,61=0,36. En el cuadro a continuación se presentan los factores de expansión para cada cuota de la muestra.

cuadro5

En el cuadro que sigue se presentan los tamaños y porcentajes de cada cuota una vez aplicados los factores de ponderación. Producto de las aproximaciones decimales, el tamaño total de la muestra se reduce a 608 casos en la muestra ponderada.

cuadro6

6. Descripción general del instrumento de medición

El instrumento utilizado fue un cuestionario estructurado, construido a base de los resultados obtenidos en la fase cualitativa del estudio.

La fase cualitativa consistió en la realización de doce grupos de discusión que se conformaron siguiendo un muestreo estructural, según las variables de grupo socioeconómico, género y edad, como ya fueron definidas. El material resultante de cada grupo fue sometido a un análisis de discurso. Como producto de ese análisis se obtuvieron cuatro grupos discursivos principales y seis modos de habla.[2] Cada discurso y modo de habla fue descompuesto en las sentencias constitutivas que los componían sobre una semántica y valoración de la solidaridad, prácticas de solidaridad características, obstaculizadores y facilitadores mencionados, y otras sentencias en relación a aspectos de la solidaridad discutidos en los grupos, como por ejemplo problemas relativos a la equidad.

Con este material se construyó una matriz de dimensiones compuestas por sentencias tomadas del habla de los participantes, a partir de la cual se elaboró el instrumento definitivo. Este instrumento quedó compuesto por seis dimensiones que abordan distintos elementos del fenómeno de la solidaridad, a las que se agrega una séptima sección compuesta por preguntas de caracterización sociodemográfica y de posicionamiento político y religioso. A continuación se presenta una breve descripción de cada una de las secciones del instrumento:

Finalmente, es necesario señalar que el cuestionario aplicado constó de cuatro formas distintas, de acuerdo a los problemas sociales que se formularon en cada una en la sección sobre solidaridad y responsabilidad social. En el caso de la muestra de jóvenes, cada tipo de cuestionario se aplicó a 100 casos; en el caso de la muestra de adultos, tres formatos se aplicaron a 52 casos y uno a 53 casos.


Notas al pie de página (Aspectos Metodológicos):

1. Adimark, “Mapa socioeconómico de Chile: nivel socioeconómico de los hogares del país basado en datos del Censo, 2004”.
Disponible en: http://www.adimark.cl/medios/estudios/Mapa_Socioeconomico_de_Chile.pdf

2. Los discursos agrupan una serie de sentencias que representan un determinado proyecto político-ideológico respecto de la realización de la solidaridad, mientras que los modos de habla agrupan una serie de repertorios interpretativos mediante los cuales se da cuenta de la solidaridad, pero cuyo compromiso político no es directo.