noticias

Elizabeth Lira relata el proceso de reedición de Lecturas de psicología y política, a 35 años de su difusión clandestina

elizabeth-liraEl jueves 19 de enero, a las 12:30 horas en el Auditorio (Erasmo Escala 1822, Metro Los Héroes), se presentará el libro Lecturas de psicología y política. Crisis política y daño psicológico, de Colectivo chileno de trabajo psicosocial.

La primera edición de este libro fue realizada en 1982, sin pie de imprenta, en Santiago de Chile, declarada como publicada en México por un colectivo chileno de trabajo psicosocial, para evitar la censura y las represalias. La actual reedición estuvo a cargo de Elizabeth Lira, Decana de la Facultad de Psicología UAH.

El texto será comentado por los psicólogos y académicos Marcela Cornejo, Pontificia Universidad Católica de Chile; Evelyn Hevia, Universidad Alberto Hurtado; y Germán Morales, Pontificia Universidad Católica de Chile.

Elizabeth Lira rememora: “El libro responde a la publicación de un seminario efectuado en abril de 1980 en Punta de Tralca, entre trabajadores de organismos de derechos humanos, principalmente, de la Vicaría de la Solidaridad y del FASIC (Fundación de Ayuda Social de las Iglesias Cristianas), más colaboradores y amigos. Fueron unas cincuenta personas y se trabajó durante cinco días para conversar y discutir sobre cómo se trabajaban los problemas de las personas que habían sido víctimas de violaciones a los DD.HH. Invitamos a colegas, como psiquiatras, que si bien no trabajaban en estos organismos, sí recibían a nuestros pacientes. También participaron abogados, economistas, sociólogos, periodistas. La idea era reflexionar sobre una situación que había sido enfrentada desde el inicio como de emergencia. Era una situación de emergencia que ya llevaba siete años y no teníamos la claridad de que pudiera ser breve. Entonces, esta idea se relacionaba con la responsabilidad profesional. Es decir, cómo hacer un trabajo de atención y de identificación de los problemas de las personas, acompañándolas a resolver esos conflictos. Los que fuimos a esa reunión teníamos dos o cuatro años de trabajo y nuestra ignorancia era muy grande”.

Y añade: “Poner por escrito es algo que te permite compartir, aprender de otros y poder colaborar. Creo que éste es, claramente, un esfuerzo colaborativo de instituciones, de personas, de profesionales, de gente preocupada. También vinieron algunos profesionales de otros países, como una pareja de psicoanalistas uruguayos que vivía en Francia, y chilenos que trabajaban con exiliados en Europa. El libro refleja un esfuerzo colaborativo muy grande, colocando el máximo de reflexión posible a una situación que, intuíamos, era de grandes consecuencias. Pensar en un enfoque de salud mental, que pusiera el acento en la interrelación entre un contexto sociopolítico, que había que desentrañar, y las consecuencias de las prácticas gubernamentales en las personas y en las familias. Las reflexiones intentaron cubrir las situaciones en la que estábamos inmersos, como los presos políticos, la tortura, los familiares de detenidos desaparecidos, los familiares de ejecutados políticos, la gente que estaba sin trabajo, los efectos en la vida social y política del país y el marco económico en que se producía esto. El análisis político sobre la represión que realizaron abogados, sociólogos y personas que trabajaban en la Vicaría era extraordinariamente útil para comprender la dificultad del trabajo social y terapéutico. La intervención de un profesional del área de la salud mental está condicionada o limitada no sólo a sus teorías y conocimientos, sino que a las condiciones objetivas en la que están instaladas las personas y sus familias. Ese modo de reflexionar, buscando una perspectiva interdisciplinaria y tan articulada, respondía a la desesperación de no entender muy bien en qué estábamos”.

Sobre cómo se elaboró y divulgó esta obra originalmente, la Decana explica: “El libro se hizo en Chile. El procedimiento fue hacer el seminario, grabar todas las exposiciones y transcribirlas. Trabajamos con los autores, quienes editaron sus partes. Decidimos publicar dos libros para evitar que pudieran ser confiscados, que era el costo que tendría un libro producido de forma clandestina, sin pie de imprenta y sin autores conocidos. Figura como salido en México, porque había un colectivo de trabajo psicosocial con el que teníamos conexiones. Conseguimos colaboradores que nos produjeron e imprimieron el libro. La portada fue un diseño de la artista visual Lotty Rosenfeld. La tapa de la reedición también es una imagen que ella nos regaló”.

Para inscribirse en el evento, haga click en el siguiente link: http://mailing.uahurtado.cl/2017/comunicaciones/invitaciones/psicologia_politica/