noticias

Trinidad Olivos, psicóloga UAH: “Esta carrera tiene un interés por formar profesionales con un alto compromiso social”

trinidad-olivosTrinidad Olivos, psicóloga titulada de la UAH, se inclinó por nuestra carrera porque le pareció atractivo el proyecto de la universidad: “Por la tradición en educación que tienen los jesuitas y por su fuerte sello humanista. La primera vez que visité la UAH me sorprendió el trato cálido y cercano. Había un clima muy positivo y humano. De la Facultad de Psicología me dio confianza conocer la seriedad de este proyecto educativo y su calidad docente”.

¿Cuál es el sello distintivo de esta carrera?

Esta carrera, por el hecho de estar inserta en la UAH, tiene un interés por formar profesionales con un alto compromiso social. A lo largo de mi formación sentí que nos fueron inculcando una gran preocupación por la justicia social, por estar conectados con la realidad nacional y con los procesos sociales. Por hacernos pensar en lo humano, proyectando que a futuro pudiéramos servir al país con nuestras intervenciones.

¿Qué enseñanzas te dejaron los académicos?

Principalmente, me enseñaron a pensar de manera crítica, a cuestionarme, a nunca dejar de hacerme preguntas, intentando abordar la complejidad de los fenómenos. Algo que se nos transmitió con mucha fuerza fue la importancia de la ética profesional y de mantener una actitud reflexiva sobre nuestro quehacer. Me encantaba ir a clases, porque era un espacio donde se generaba un constante debate y podíamos dialogar de manera muy abierta con nuestros profesores. La calidad de las cátedras era excelente y los académicos se caracterizaban por estar muy implicados en las problemáticas actuales de la disciplina, lo que enriquecía mucho el aprendizaje.

¿Qué recuerdos tienes de tu paso por la UAH?

Tuve años muy felices en ese lugar. Conocí a muchas personas con quienes aún conservo una amistad y tuve la oportunidad de compartir con un grupo humano muy valioso. Mi curso de la universidad era sumamente afiatado y tenía una diversidad muy interesante: había estudiantes de distintas partes de Chile, de diferentes edades, algunos religiosos y extranjeros, lo que resultó muy enriquecedor. Por otro lado, la calidez de la UAH te invita a quedarte, a compartir después de las clases, a involucrarte en las actividades que ofrece. Existe un clima muy familiar y uno rápidamente se siente partícipe de lo que ocurre en la universidad. La carrera tiene una alta exigencia, por lo que recuerdo largas tardes de lectura, de escritura de ensayos, de trabajos de investigación con compañeros, de clases en el Hospital Psiquiátrico y de observación en la sala de espejo, que fueron experiencias desafiantes que marcaron mi formación y me enseñaron sobre la rigurosidad y la capacidad de trabajo.

¿Cuál crees que es el mayor aporte que te dejó la carrera?

Mi formación me entregó una forma de mirar el mundo y comprender al ser humano, que me ha permitido aportar en el trabajo con personas y organizaciones, siendo muy consciente de la responsabilidad ética, el compromiso que supone el trabajo con personas y la importancia del servicio.

¿Cómo describirías tu experiencia en la especialidad de Psicología Educacional? 

Fue una experiencia muy positiva que en nuestra malla tuviéramos un año para profundizar en la especialidad de nuestro interés y en una instancia más personalizada. Escogí Psicología Educacional por la convicción de que es a través de la educación donde pueden generarse importantes cambios sociales. En Chile hay mucho que trabajar en este aspecto. Tuve una formación muy completa en cuanto a las problemáticas de la educación en el país y las políticas asociadas a ellas, al diseño e implementación de proyectos, respecto a cómo operan los procesos de enseñanza y aprendizaje, y a temáticas tan relevantes como la inclusión. La especialidad te entrega herramientas teóricas y prácticas fundamentales para prepararte al ingreso al mundo laboral. Eso me ha dado la posibilidad de desenvolverme con confianza en ámbitos diversos, ya sea trabajando en investigación, en el mundo académico, en colegios o en consultoras del área educacional.