noticias

Antonia Larraín: “La tecnología puede transformar la manera en que se habla en el aula”

IMG_0525El 8 de noviembre, en nuestra universidad, se efectuó el seminario internacional Tecnología al servicio de la argumentación en el aula de ciencias, con el propósito de ​difundir los resultados del Proyecto FONDEF IDeA ID14I10094, encabezado por Antonia Larraín, directora de Postgrado e Investigación de la Facultad de Psicología UAH.

Esta investigación contó, además, con la colaboración de Jorge Pinochet (Facultad de Educación UAH), Katherine Strasser (Escuela de Psicología UC), Christine Howe (Faculty of Education, University of Cambridge), Selma Leitão (Universidad Federal de Pernambuco, Brasil) y Elizabeth Plé (Université de Reis Champagne-Ardenne, Francia).

En la presentación participaron Patricia López, subdirectora del proyecto y directora de la carrera de Pedagogía en Ciencias Naturales y Biología de la Facultad de Educación UAH, y Selma Leitão. Luego, Pilar Tobar, profesora de ciencias de cuarto básico de la Escuela Palestina de la Corporación Municipal de La Reina, relató su experiencia con el software ArgumentApp para enseñar Fuerzas.

Tras el taller en grupos “Analizando interacciones entre pares” y el plenario “¿Qué caracteriza a las interacciones que promueven aprendizaje?”, se realizó la interacción entre pares “¿Qué dice la evidencia acerca del tipo de diálogo que promueve el desarrollo de conceptos científicos?” a cargo de Christine Howe. Finalmente, Elizabeth Plé llevó a cabo un taller de indagación científica.

Sobre el Proyecto FONDEF, Antonia Larraín comenta: “Entendiendo que los profesores y escuelas necesitan apoyos y soportes para transformar el modo cómo se habla en el aula, diseñamos un software que permite gestionar la argumentación de manera amigable. Se trata de una plataforma web en la que se montan las unidades curriculares de manera que el docente pueda tener actividades especialmente diseñadas para argumentar, y todas las instrucciones en una tablet, que sirve como un guión on line. No se trabaja con una tablet por niño, sino con una por cada grupo colaborativo, pues pretende apoyar la discusión y argumentación entre pares. El docente, con sólo hacer click, permite que las respuestas de todos los grupos aparezcan en la pantalla común para discutir las respuestas entre todos”.Antonia

Durante este año se evaluó la efectividad del software: cooperaron 18 establecimientos, 20 docentes y más de 500 estudiantes de cuarto básico. “Aún recolectamos datos y analizamos las diferencias en la cantidad de argumentación en el aula. Los resultados preliminares señalan que, antes, todos parten igual en términos de argumentación en el aula, pero en la clase 1 las TIC son más altas. Hemos entrevistado a profesoras que utilizan TIC, quienes reportan que fue fantástica la experiencia y que los estudiantes fueron capaces de trabajar (…) La tecnología puede promover más y mejor trabajo colaborativo, y transformar la manera en que se habla en el aula entre pares y profesores. Por otro lado, puede promover conocimiento pedagógico sobre formas productivas de hablar en los profesores”, concluye Larraín.