noticias

La gestión por competencias en las empresas chilenas


por Philip Wood, Director de capital humano de Innovum, Fundación Chile

Fundación Chile inició en 2004 el desarrollo del modelo de competencias en Chile. Diez años después, quisimos ver qué había pasado, cómo la estaban usando las organizaciones. Aplicamos una encuesta a 126 ejecutivos de recursos humanos en Chile, principalmente de empresas privadas el 60% de ellas de más de 200 trabajadores y con más de 10 años antigüedad.

Constatamos que casi la mitad tiene un modelo de competencias, aunque esta cifra es menor (38%) en el caso de las PYMES.

Dentro de los principales hallazgos encontramos que las competencias se usan principalmente para formalizar, alinear y mejorar el desempeño, lo que da cuenta de cierta madurez en el uso de la gestión por competencias.

De las empresas que tienen gestión por competencias, un 31% posee un modelo exclusivamente conductual (competencias blandas), un 5% uno exclusivamente funcional o técnico (competencias duras), mientras que la mayoría (62%) funciona con un modelo mixto. El modelo de competencia se aplica para capacitar (26,95%), compensar (7,78%), evaluar desempeño (26,35%), promover (16,17) y seleccionar (22,75%).

Si bien el uso de las competencias en capacitación y evaluación del desempeño está generalmente vinculado, se constata que comúnmente ese tipo de perfiles es distinto al que se utiliza en selección de personas. Las prácticas de selección muchas veces no se vinculan con los demás subsistemas de RR.HH., en especial desempeño y desarrollo, entonces, el desafío aquí es cómo integrar para obtener todos los beneficios del modelo.

Si bien el 82% de las empresas cree que el modelo de competencias impacta en su productividad, el 77% dice que no se mide, lo que da cuenta entonces de un deseo –otro desafío- más que una realidad. Y el 83% de los encuestados tiene algún grado de disconformidad con el modelo, lo que nos abre nuevas preguntas sobre cómo mejorar la gestión por competencias e integrar en torno a ella los sistemas de gestión de personas.