noticias

Una cátedra para tender puentes


Editorial

por Evelyn Hevia Jordán, Académica Facultad Psicología UAH.

 PSICOLOGIA HOY N 20_PORTADA

El psicólogo Ignacio Martín-Baró fue una de las ocho personas asesinadas por una unidad de elite del ejército de El Salvador el 16 de noviembre de 1989, en el patio de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA). Seis de los muertos eran, como él, sacerdotes jesuitas seguidores de la teología de la liberación. Las otras dos eran la cocinera que trabajaba con ellos y su hija. La matanza, que se ejecutó durante la guerra civil que enfrentó al gobierno de ese país y a la guerrilla de izquierda conocida como Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), sigue impune hasta hoy.

Martín-Baró se convirtió en uno de los principales referentes en torno a la psicología social latinoamericana y, en su honor, desde 2006 se realiza la Cátedra Internacional Ignacio Martín-Baró en universidades de Colombia, El Salvador y la Universidad Alberto Hurtado de nuestro país.

En esta última, el comité organizador  -formado por el Centro de ética, el Centro de reflexión y acción social, el Centro universitario ignaciano y la Facultad de Psicología- quiso conmemorar en su versión de 2014 el 25º aniversario de esta matanza.

Para hacerlo, quisimos recuperar el espíritu de trabajo colectivo que caracterizó a Martín Baró y su legado sobre las preocupaciones, tensiones y desafíos en el quehacer de una psicología social latinoamericana. Nacieron así los “Diálogos interdisciplinarios sobre derechos humanos y memorias”. El objetivo fue conectar a la psicología social con otros campos disciplinares como la sociología, la historia, los estudios literarios y otras psicologías. Pusimos en el centro de la conversación a los problemas derivados de los contextos de violencia política del pasado en Chile y Latinoamérica.

La cátedra tuvo un alto nivel en la reflexión de expositores que, recogiendo el legado de Ignacio Martín-Baró, expusieron sus trabajos en el campo de la producción de memorias y abrieron importantes preguntas en torno a los debates que supone la construcción de memorias sobre los conflictos violentos del pasado, y cómo sus efectos requieren seguir siendo investigados y abordados desde una “ciencia bisagra”, como Martín Baró denominó a la psicología social.

Este número de la revista Psicología Hoy abre con un texto escrito por Elizabeth Lira, quien conoció de cerca a Ignacio Martín Baró en la década de los ochenta, cuando ambos compartieron perspectivas sobre el rol y la responsabilidad de la psicología y los psicólogos en el tratamiento de los efectos de la violencia ejercida sobre personas y comunidades, tanto en Chile como en el resto de países de América Latina que vivían en un permanente contexto de violencia política.

También recogemos dos de los trabajos presentados durante la cátedra: “Construcciones y desplazamientos de la memoria en la literatura peruana”, escrito por Lucero de Vivanco, que da cuenta de las tensiones representadas en la literatura sobre los conflictos violentos en la historia reciente del Perú; y “Genocidio, comunidad moral y contexto”, de Manuel Guerrero, que presenta un análisis psico socio histórico sobre la comunidad moral y las prácticas genocidas, que evidencia los riesgos de psicopatologizar la práctica de la tortura y el exterminio. Esto último fue parte importante de las preocupaciones de la psicología social propuesta por Martín-Baró, que advirtió sobre los sesgos reduccionistas del psicologicismo y el sociologicismo, y propuso que el foco de toda psicología social debía ser ese espacio intermedio entre el individuo y la sociedad, denominado “interacción social”.

Con este número queremos dejar un hito en la memoria de esta cátedra, continuar tendiendo puentes para seguir dialogando y repensando, a la luz del presente, los valiosos aportes que Ignacio Martín Baró hizo para la construcción de una psicología social desde y para América Latina.

 

Tags: , , ,